domingo, 18 de septiembre de 2011

Merengues de pulque


Esta es la receta de unos deliciosos merengues de pulque, como los que se venden en la Ciudad de México en la calle. Los vendedores normalmente traen una charola en la hombro con los merengues color rosa, con chochitos arriba. Son muy frágiles y su sabor característico lo da el pulque.

Anteriormente, esta bebida popular se podía conseguir en cualquier pulquería, pero aquí en el norte del país es prácticamente imposible de encontrar. Hace mucho que lo buscamos, pero nada. Recientemente nos enteramos que se puede comprar en lata. Si viven en Torreón, Coahuila, lo pueden comprar en el restaurant El Sureño, que está frente a La Alameda.

Ingredientes:
3 claras de huevo
3 cucharadas de pulque natural
1 taza de azúcar
colorante vegetal
un poco de mantequilla para engrasar la charola


Procedimiento:
Se ponen en un recipiente las claras y el pulque, se baten a punto de nieve y al llegar al punto se agrega el azúcar en forma de lluvia, hasta que queden firmes. Se añaden dos gotas de colorante.
Se engrasa una charola con mantequilla y se forman con una manga o duya, o bien una cuchara.

Se les pone un poco de chochitos de colores como adorno.

Se hornean a fuego bajo, es decir, entre 100 y 120°c, alrededor de 40 minutos, pero depende del horno. Un modo de saber que ya están listos es abrir el horno y moverlos un poquito, si se despegan, es que ya están listos. No se tienen qué dorar.

Por fuera quedan ligeramente duros y por adentro, blandos, como si estuvieran rellenos.

Quedan muy ricos y hacerlos es una manera de preservar una receta típicamente mexicana. Nosotros los hicimos para celebrar el 15 de septiembre.

Abi y Laura.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada